¿Qué es la piel atópica y cómo cuidarla? | Cerave México
 
Cerave BLOG

Icon >

¿Qué es la piel atópica y cómo cuidarla?

Si tu piel está seca, irritada, tienes comezón y ha comenzado a descamarse, probablemente tienes la piel atópica. Es un sarpullido que generalmente aparece en los brazos y detrás de las rodillas, pero puede llegar a salir en todo el cuerpo. Si te preguntas qué es la piel atópica y cómo puedes cuidarla, sigue leyendo.

La piel atópica es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la sequedad de esta, lo que provoca inflamación, descamación e irritación y va acompañada de una persistente comezón. Se trata de una enfermedad incomprendida que afecta la calidad de vida de aquellos que la padecen.

Aún no siendo contagiosa, la dermatitis atópica es una enfermedad crónica que evoluciona por brotes y afecta principalmente a bebés y a niños, pero también la padecen las personas adultas. La mayoría de los niños

Como en muchas enfermedades de la piel, su principal causa radica en la genética, sin embargo existen otros factores que pueden estimular su aparición como los ambientales, alérgicos y alimenticios, así como a un estilo de vida con estrés y falta de sueño.

Controlar y combatir la piel atópica

En caso de percibir alguno de los síntomas que pueden indicar su aparición, es importante actuar desde el primer momento. Aplicar cremas que favorezcan la correcta hidratación de la piel es clave para minimizar y mejorar los síntomas.

La Crema hidratante para piel seca de CeraVe resulta ideal para ayudar a que tu piel no se sienta tan áspera y a disminuir la sensación de picor. Contiene una fórmula rica en ácido hialurónico que ayuda a retener la humedad natural de la piel y mantiene la piel del rostro y cuerpo hidratada hasta por 24 horas. Es una fórmula rica con tecnología MVE, la cual prolonga su hidratación, dejando restaurada la barrera protectora de la piel y con un toque aterciopelado.

Es una crema suave con tu piel, por lo que no produce irritación, se puede aplicar tanto en rostro como en cuerpo y se recomienda usar en las partes más secas del cuerpo (manos, codos, rodillas, talones).

Para minimizar al máximo los brotes de dermatiris atópica, resulta importante tener una vida relajada y sin estrés, así como una dieta equilibrada y una rutina de cuidado corporal adecuada. Podrías comenzar a practicar algún deporte y acudir a masajes o meditación para relajarte.

Recuerda que la clave es ser constante y cuidarte diariamente. Si las molestias persisten lo mejor será consultar a un médico especialista en la piel.