Cómo hacer una limpieza profunda en 4 sencillos pasos | Cerave México
 
Cerave BLOG

Icon >

Cómo hacer una limpieza profunda en 4 sencillos pasos

Limpieza facial profunda

No importa si piensas salir de casa o no piensas salir a la calle, en cualquier caso, nuestro rostro es la parte más expuesta a las inclemencias del tiempo. Aunque nosotros no nos demos cuenta y aparentemente esté limpia, la piel de la cara se ensucia constantemente. Por ello, diariamente debes de mantener una rutina de limpieza facial profunda que te ayude a conservarla con una apariencia saludable y radiante. A continuación, te vamos a indicar 4 pasos muy sencillos para llevarla a cabo todos los días.

Dedicarle diariamente unos minutos al cuidado de la piel es esencial y puede generar cambios importantes en tu apariencia, con los que seguramente, te sentirás más hermosa. Lo ideal es hacerlo todas las mañanas y noches, manteniendo una rutina ordenada de aplicación de los productos. Te invitamos a que sigas estos consejos y comienza a aplicarlos correctamente:

Limpia

Este es el primer paso y no deberías nunca prescindir de él, pues al limpiar tu rostro lo estás liberando suciedad, sebo, impurezas y residuos de maquillaje. Lo ideal es hacerlo por lo menos dos veces al día, por la mañana y por la noche, si haces ejercicio también tendrás que lavar tu rostro después de tu entrenamiento, pero si eres de piel grasa no lo hagas más de dos veces al día pues podría ser perjudicial. Para llevar a cabo este paso te recomendamos el Gel Limpiador Espumoso de CeraVe para piel normal a grasa, pues limpia profundamente y refresca la piel, mientras remueve el exceso de grasa y maquillaje, además ayuda a restaurar la barrera natural de la piel. Su acción espumosa refresca y limpia suavemente. Ayuda a calmar la piel irritada, además no obstruye los poros.

Mascarilla

Cada semana o cada vez que sientas que tu piel necesita un extra de cuidado, una limpieza más profunda, más hidratación o simplemente revitalizarla, aplica una mascarilla.

Tonifica

Si aún no usas un tónico facial, es hora de que lo incluyas a tu rutina, ya que aporta grandes beneficios, pues prepara a tu piel para absorber mejor los productos, equilibra el PH de la piel y minimiza la apariencia de los poros.

Humecta

Este paso, al igual que el primero, es indispensable, pues necesitamos de la humedad para mantener la elasticidad y nutrir la piel diariamente. Aplica la crema hidratante en todo el rostro, cuello y escote. De preferencia elige una que contenga protección solar, pero si no la tienes, aplica protector solar después de la crema. Con estos cuidados y estos sencillos pasos seguro que tu piel notará un cambio significativo.