Por qué usar una crema para la rosácea | Cerave México
 
Cerave BLOG

Icon >

Por qué usar una crema para la rosácea

 

La rosácea es un padecimiento de la piel que se presenta por lo general en la cara, provocando enrojecimiento, granos y protuberancias. Si bien no es un problema grave, al estar en un lugar tan visible pueden llegar a lastimar tu autoestima. Lo bueno es que existen tratamientos específicos que pueden ayudarte a controlarlo y minimizar las molestias, como lo son las cremas para la rosácea.

Como hemos mencionado, las características más comunes de esta enfermedad son: inflamación y enrojecimiento, granos, en los casos más graves granos con pus y con el tiempo engrosamiento de la piel de la nariz.

Entre las múltiples causas que lo pueden provocar la más común es la genética, también pueden influir aspectos como el estrés, la exposición al sol, problemas de circulación, entre otros. Para controlarla lo mejor es seguir estos consejos:

Limpiar tu rostro

La limpieza es muy importante y en estos casos aún más, por ello debes mantener tu piel limpia de impurezas y suciedad, lávala todos los días por la mañana y por la noche retira tu maquillaje y límpiala nuevamente con un jabón suave diseñado especialmente para combatir la rosácea.

Hidratación diaria

Después de limpiar tu rostro, hidratalo con la  Loción Hidratante para pielnormal a seca de CeraVe , es una loción hidratante ultra ligera y libre de aceites, que mantiene la piel del rostro y cuerpo hidratada hasta por 24 horas. Además, ayuda a restaurar la barrera protectora de la piel, controlando el enrojecimiento y aliviando síntomas como la comezón. Se puede aplicar tanto en rostro como en cuerpo y está recomendada para ser utilizada como una crema hidratante diaria, contiene ácido hialurónico que ayuda a retener la humedad natural de la piel.


El uso de la loción corporal debe ser constante. El mejor momento para aplicarla es después del baño debido a que la humedad favorece la penetración de los principios activos, nutriendo e hidratando la piel por más tiempo.

Protégete del sol

El sol beneficia la piel gracias a la Vitamina D pero una exposición prolongada o salir a la calle en los horarios donde la radiación es más fuerte puede llegar a perjudicar enormemente la piel, por ello siempre aplica protector solar, aún si decides no salir de casa.

Además de estos consejos es recomendable tomar mucha agua, comer saludablemente y consultar a tu médico en caso de que las molestias persistan y no mejoren.