La importancia de usar crema para la piel | Cerave México
 
Cerave BLOG

Icon >

La importancia de usar crema para la piel

 

Cuidar nuestra piel no solo es para verse bien, es principalmente por salud. En esta tarea las cremas para la piel son nuestro mejor aliado, brindan hidratación y protección, lo que nos ayuda a evitar enfermedades provocadas agentes externos. Descuidar el cuidado de nuestra piel puede tener consecuencias, pues, si no se mantiene hidratada, se pierde elasticidad y los folículos pilosos pueden taparse, lo que hace que se vea apagada, sin brillo, seca, acelerando la aparición de líneas de expresión.

Elegir la crema o loción hidratante es algo que no siempre tenemos claro, pues existe una infinidad de opciones en el mercado. Lo primero que tienes que tener en cuenta es qué tipo de piel tienes y cuáles son tus necesidades, de esta manera la elección será más sencilla.

La Loción Hidratante para piel normal a seca de CeraVe, es una loción hidratante ultra ligera y libre de aceites, que mantiene la piel del rostro y cuerpo hidratada por 24h. Además, ayuda a restaurar la barrera protectora de la piel. Se puede aplicar tanto en rostro como en cuerpo y está recomendada para ser utilizada como una crema hidratante diaria, contiene ácido hialurónico que ayuda a retener la humedad natural de la piel.

El uso de la loción corporal debe ser constante. El mejor momento para aplicar tu crema o loción humectante es después del baño debido a que la humedad favorece la penetración de los principios activos, nutriendo e hidratando la piel por más tiempo.

Existen muchos motivos por los cuales no debes dejar de aplicar crema en tu cuerpo todos los días, aquí algunos de ellos:

·   Ayuda a retener el agua en la piel

·   Crea una barrera protectora contra agentes externos causantes de infecciones bacterianas

·   Favorece la elasticidad y flexibilidad de la piel, su firmeza y la producción de colágeno y elastina.

·   Evita la resequedad.

·   Ayuda a preservar la belleza natural de la piel y a que luzca joven por más tiempo.

No olvides limpiar tu piel todos los días con agua tibia, exfoliarla una vez por semana, aplicar loción humectante de preferencia dos veces al día y usar protector solar en el rostro.

La piel se debe hidratar por dentro y por fuera, por ello es importante que tomes agua diariamente. Además, es importante llevar una vida saludable, comiendo sanamente y evitando el alcohol y el tabaco. Esto ayudará a que luzca radiante y con apariencia saludable.