Cómo hacer una limpieza facial en casa | Cerave México
 
Cerave BLOG

Icon >

Cómo hacer una limpieza facial en casa

La piel de tu rostro siempre necesita de una limpieza facial, pues diariamente está expuesta a múltiples agresiones como la contaminación, cambios de temperatura o simplemente el maquillaje, todo ello ensucia nuestra piel y puede llegar a tapar los poros. Si no la cuidas adecuadamente puede poco a poco perder su luminosidad y mostrar signos de envejecimiento prematuro, por ello es importante que sepas cómo hacer una limpieza facial desde casa.

No siempre tenemos tiempo para ir a que nos hagan una limpieza profunda, por ello es importante que en casa tengas los productos adecuados para limpiar y mantener tu piel radiante, sigue estos pasos y goza de una piel libre de suciedad:

Limpia

Este paso es la clave, tanto para iniciar tu día como para terminarlo. Por las mañanas tu piel necesita que la limpies para recibir la hidratación que necesita y si eres de las que se maquilla, te contamos un secreto, tu maquillaje durará por más tiempo. Asegúrate de hacerlo con un producto que sea suave con tu piel, que no la reseque y limpie a profundidad.

La Limpiadora Hidratante CeraVe, es suave para pieles sensibles e ideal para todos los tipos de piel, pues ayuda a equilibrar la barrera natural de la piel sin resecarla. Su fórmula con ceramidas, sin espuma y de textura suave, remueve gentilmente la suciedad, la oleosidad y el maquillaje. Aumentando el nivel de hidratación desde su primer uso.

Es un sustituto ideal del jabón, se puede aplicar tanto en rostro como en cuerpo, ayuda a tu piel si es que se encuentra irritada, con psoriasis o dermatitis atópica. Además, contiene ácido hialurónico que ayuda a retener la hidratación natural de la piel. Para lavar tu cara, lo ideal es hacerlo con agua tibia o fría.

Complementa tu limpieza

Para que tu limpieza sea mejor para tu piel, no olvides exfoliar y aplicar una mascarilla cada semana. Estos dos pasos muchas veces los olvidamos y pasan meses hasta nos decidamos a tener un poco de tiempo para hacerlo, pero te recomendamos que lo hagas más seguido, notarás como tu piel te lo agradece y comienzas a sentirla más suave, luminosa y con un aspecto saludable.

Por último, aplica una crema humectante y protector solar, estos son básicos para que tu piel se mantenga en óptimas condiciones. Y, procura acudir a un profesional para una limpieza profunda al menos cada tres meses.