Cómo limpiar la cara eficazmente | Cerave México
 
Cerave BLOG

Icon >

Cómo limpiar la cara eficazmente

Como limpiar la cara

Limpiar tu cara a veces puede parecer una tarea sencilla y rutinaria, pero ¿estás seguro de cómo limpiar tu cara correctamente? Aunque es algo que hacemos casi en automático hay ciertos puntos en los que debes centrar tu atención para lograr los mejores resultados y lucir un rostro hermoso.

Lo primero que debes saber es que limpiar el rostro es el principio de todo, pues esto ayuda a que se vea más radiante, a que los productos que apliques penetren mejor y que el maquillaje que apliques se adhiera y permanezca por más tiempo. Por esta razón, si no lo haces adecuadamente, lo que hagas después perderá efectividad y tu rostro a la larga lo sufrirá.

El producto ideal

El producto con el que laves tu rostro es fundamental y dependerá de las necesidades y características de tu piel, un gel limpiador será efectivo y suave con tu piel, pero debes asegurarte de que contenga las ceramidas esenciales que la piel necesita para ayudar a restaurar y mantener su barrera protectora natural, como los fabricados por CeraVe. Su Gel Limpiador Espumoso, es ideal para todo tipo de piel, desde una piel normal hasta una grasa, pues limpia profundamente y refresca la piel, mientras remueve el exceso de grasa y maquillaje. Su acción espumosa refresca y limpia suavemente. Ayuda a calmar la piel irritada, además no obstruye los poros.

Este producto te encantará, sobre todo por la sensación de frescura y limpieza, sin dejar tu piel acartonada. Aunque existen otros productos que pueden ayudarte a limpiar el rostro como el agua micelar, se recomienda lavar el rostro por lo menos una vez al día con el gel.

Cómo aplicarlo

Una vez que tengas el limpiador elegido lo primero que debes hacer es aplicarlo sobre el rostro húmedo dando un pequeño masaje con movimientos circulares de abajo hacia arriba, procura cubrir cuello y escote.

Después enjuaga con agua tibia o de preferencia fría y seca el rostro con una toalla oprimiendo suavemente sin frotar.

Si lo prefieres lo puedes usar durante el baño. Por último, no olvides aplicar una crema humectante.

Es importante que estos pasos los realices todas las mañanas para quitar el exceso de sebo y suciedad y todas las noches después de desmaquillarte para eliminar toxinas, suciedad e impurezas acumuladas durante todo el día. Si haces deporte es recomendable que limpies tu rostro después de hacer ejercicio.

Sigue estos consejos y disfruta de un rostro limpio y radiante.